Ricos bollos suecos con arándanos

0
1473

Bollos de arándanos para un postre de lujo

Estos Bollos suecos de arándanos son una sensación. Sírvelos calentitos con un poco de helado, acompañado de un café de grano y tus comensales te amarán.

Ingredientes

Para la masa

  • 7 g de levadura
  • 375 ml de leche, caliente
  • 1 cucharadita colmada de cardamomo molido, o alrededor de 20 vainas de cardamomo
  • 2 huevos grandes de corral
  • Sal marina 1 pizca
  • 200 g de azúcar en polvo (Azucar glass)
  • 50 g de mantequilla derretida
  • 800 g de harina, y un poco más para espolvorear
  • 15 g de mantequilla sin sal
  • 75 g de azúcar rubia

Para el relleno

  • 400 g de arándanos
  • 75 g de azúcar en polvo
  • 1 naranja

Preparación

  1. En un bol, mezcle la levadura con la leche tibia y reserve. Si opta por utilizar vainas de cardamomo, tritúrelas ligeramente en un mortero, desechando las cáscaras y moliendo las semillas hasta obtener un polvo fino.
  2. En un tazón grande, bata los huevos con la sal y luego agregue el cardamomo, el azúcar, la mantequilla derretida, 500 gramos de harina y la mezcla de leche con levadura. Mezcle constantemente mientras añade los ingredientes hasta obtener una masa espesa y pegajosa. Agregue los 300 gramos restantes de harina gradualmente, trabajando la masa con manos enharinadas para evitar que se pegue. Espolvoree harina sobre la superficie de trabajo y sobre la masa. Cubra el recipiente con film transparente y deje reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que la masa haya duplicado su volumen y esté llena de burbujas de aire.
  3. Mientras tanto, coloque los arándanos y el azúcar en polvo en un tazón. Ralle finamente la cáscara de naranja y agréguela al tazón junto con un buen chorro de jugo de naranja. Triture los ingredientes con un machacador de papas. Forre una bandeja grande para hornear con papel pergamino y espolvoree porciones de mantequilla sobre el papel, seguido de la mitad del azúcar rubia.
  4. Espolvoree harina sobre una superficie limpia y en sus manos, luego estire suavemente la masa hasta que tenga un tamaño un poco más grande que una hoja de papel A4. El próximo paso puede ser un poco desordenado, así que asegúrese de tener un tazón de harina a mano para trabajar con la masa, que puede parecer bastante húmeda. Use una cuchara ranurada para extender la mitad del puré de arándanos sobre la masa, tratando de no incluir demasiado jugo. Use la parte posterior de la cuchara para distribuir uniformemente los arándanos. Luego, doble los lados de la masa hacia el centro, como si estuviera doblando un sobre, y continúe girando y apretando la masa.
  5. Corte la masa en 8 porciones iguales y estírelas en forma de salchicha, dándoles un giro para obtener una especie de nudo. Coloque los buñuelos en la bandeja, dejando suficiente espacio entre ellos para que se expandan durante la cocción. Use los dedos para hacer un hueco en la parte superior de cada uno e introduzca el resto del puré de arándanos. Vierta un poco del jugo de arándano del tazón sobre los buñuelos y espolvoree el resto del azúcar rubia y la ralladura de naranja. Cubra todo con un paño de cocina húmedo y deje reposar en un lugar cálido durante unos 20 minutos.
  6. Precaliente el horno a 180 ºC (350 ºF) o gas 4. Una vez que los buñuelos hayan aumentado de tamaño, coloque la bandeja en el horno y cocine durante 25 minutos, hasta que estén dorados y crujientes. Sirva los buñuelos, calientes y deliciosos, ya sea solos o acompañados de crema caliente.

 

bollos-arandanos

Otras recetas:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here